un señor testimonio

7 diciembre, 2009

SI BEBEIS NO COJAIS EL METRO!!

10 noviembre, 2009

De mayor yo quiero ser rica…

8 septiembre, 2009



Mueve el esqueleto!!

8 septiembre, 2009

25 alimentos ANTI-CANCER

25 julio, 2009
  1. Aceite de oliva: la grasa monoinsaturada protege del cáncer colorrectal. Al actuar sobre los ácidos biliares, el aceite de oliva disminuye el riesgo de evolución de la mucosa digestiva a adenoma o carcinoma. Sin olvidar, que al mantener flexibles las arterias, mejora la circulación y oxigenación de todos los tejidos.
  2. Agua: (aunque no es un alimento)  El agua mantiene vivas nuestras células, regula muchas funciones y ayuda a la eliminación de toxinas por la orina y heces.
  3. Ajo y cebolla: El ajo y la cebolla contienen alicina, un compuesto rico en azufre que actúa como depurador del hígado, eliminando las sustancias toxicas que s acumulan en la sangre y tejidos. Además, el ajo se une a las toxinas, neutralizando sus efectos en las células.
  4. Algas: Son depurativas, ricas en minerales y vitaminas, contienen fibra. Algunos especialistas las recomiendan para ayudar a eliminar los efectos secundarios de los tratamientos de quimio y radioterapia por sus efectos reforzadores del sistema inmune.
  5. Arroz integral: Al ser una semilla, contiene inhibidores de la proteasa, que parece que retrasan la aparición del cáncer. En el salvado de arroz existen sustancias anticancerosas que parecen proteger del cáncer de colon, mama y próstata.
  6. Berenjena: Como otros vegetales de color violeta, contiene sustancias anticancerosas que parecen proteger a las células de las mutaciones que provoca el cáncer.
  7. Cítricos: ricos en vitamina C, antioxidante y estimulante de las células de defensa y ademas contienen flavonoides, protectores de los capilares sanguíneos que mantienen las membranas permeables y oxigenadas.
  8. Coles: El brécol, coles, repollo, coliflor, berros y rábanos son un cóctel anti-tumoral, refuerzan tus defensas, eliminan los radicales libres y protegen tus células.
  9. Fresas: Son interesantes por sus efectos depurativos, ayudan a limpiar el organismo de toxinas. Contienen fibra, minerales y vitaminas.
  10. Frutas del bosque: Las moras, arándanos y grosellas son ricas en un pigmento morado llamado antocianina, que tiene un gran efecto antioxidante. También son ricas en vitamina A y C, minerales, pectina, ácidos vegetales. Se está estudiando los efectos preventivos de estas frutas en el caso de la leucemia.
  11. Frutos secos: Las nueces, almendras, avellanas y pipas de girasol son una fuente de vitamina B, E y minerales como el magnesio, manganeso, selenio y zinc.
  12. Legumbres: Lentejas, garbanzos, guisantes y judías son muy ricas en fibra e inhibidores de proteasas que previene de tumores de mama y colon principalmente.
  13. Manzana: Contiene ácidos clorogenico y elagico que bloquean la aparición de cáncer en experimentos con animales. Al tener pectina, la fibra también actúa favoreciendo la eliminación de toxinas por las heces.
  14. Melón: Es rico en betacarotenos antioxidantes y contiene muy pocas calorías, para mantener a raya los tumores relacionados con la obesidad.
  15. Miel: Tiene propiedades antisépticas, por lo que es útil para evitar las infecciones asociadas a la bajada de inmunidad que conlleva el tratamiento de quimio.
  16. Pescado: Los ácidos grasos omega3, además de ser beneficiosos para el corazos y arterias, también se utilizan para mejorar el estado de las personas con cáncer.
  17. Pimientos: El color amarillo, rojo y verde de los pimientos es la señal de su riqueza en betacarotenos, junto a la vitamina C, ambos son antioxidantes y protectores de las mucosas. También contienen capsaicina, que bloquea los compuestos precancerosos que aparecen en la carne y pescados ahumados y curados.
  18. Remolacha roja: El color morado de la remolacha roja esconde un potente regenerador celular, las betaínas.
  19. Setas chinas: Las setas tipo maitake, shiitake y reishi, se utilizan en medicina tradicional china para reforzar el sistema inmune por la presencia de unos compuestos llamados betaglutanos que estimulan la fabricación de interferon natural, un eficaz anticancerígeno.
  20. Soja: Las mujeres orientales tienen menor riesgo de padecer tumores de mama y ovario. Parece que la dieta rica en soja y sus derivados como el Tofu, tempeh, miso, seitan es responsable de su invulnerabilidad. La soja contiene genisteína, inhibidores de las proteasas e isoflavonas, protectores frente al cáncer de mama.
  21. Té verde: Contiene polifenoles, que anulan los efectos de las nitrosaminas y tiene poderes antioxidantes. Es un poderoso protector contra las radiaciones ambientales.
  22. Tomate: El tomate crudo es muy rico en licopeno, un caroteno que le da su color rojo y que ha demostrado su papel protector frente al cáncer de próstata. También contiene otras sustancias en la piel y pepitas que tienen efectos anticancerígenos.
  23. Uva: Las uvas con piel y pepitas contienen antioxidantes como el resveratol, que bloquean los agentes cancerigenos y bloquean el crecimiento de los tumores.
  24. Yogur: Las bacterias beneficiosas que contiene el yogur (acidofillus, lactobacilos), regeneran la flora intestinal y evitan la aparición de productos tóxicos en la digestión. Muy útil para prevenir el cáncer de colon pero se recomienda para todo tipo de tumores.
  25. Zanahoria: El color naranja se debe a su riqueza en betacarotenos, conocido antioxidante, es el vegetal protector de los fumadores por su capacidad para regenerar las células del epitelio respiratorio.

Gripe A (H1N1)

25 julio, 2009
  • La actual gripe está causada por un nuevo virus A (H1N1) que no había circulado nunca en la especie humana y que no tiene ninguna relación con otros virus gripales estacionales que han afectado anteriormente o están afectando al hombre.
  • El virus se propaga de persona a persona. Se transmite tan fácilmente como la gripe estacional normal y se puede contagiar a otras personas por exposición a las gotículas infectadas expulsadas al toser o estornudar, que pueden ser inhaladas o contaminar manos y superficies.
    Para prevenir la transmisión, las personas enfermas deben cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, quedarse en casa mientras se encuentren mal, lavarse las manos regularmente y mantenerse a cierta distancia de las personas sanas en la medida de lo posible.
    No se conoce ningún caso de personas que hayan resultado contagiadas por exposición a cerdos u otros animales.
    Se desconoce el lugar de origen del virus.
  • La gripe estacional ocurre cada año y los virus cambian cada año, pero muchas personas presentan cierta inmunidad a los virus circulantes y eso agripe ayuda a limitar las infecciones. Además, algunos países utilizan vacunas contra la gripe estacional para reducir la morbilidad y las defunciones.
    Pero el virus A (H1N1) es un virus nuevo frente al cual la mayoría de la gente tiene muy poca o ninguna inmunidad y, por consiguiente, este virus podría causar más infecciones que la gripe estacional. La OMS está colaborando estrechamente con los fabricantes para acelerar el desarrollo de una vacuna segura y eficaz, pero tendrán que transcurrir algunos meses para que esté disponible.
  • La nueva gripe por A (H1N1) parece tan contagiosa como la gripe estacional y se está difundiendo rápidamente sobre todo entre los jóvenes (10 a 45 años). La gravedad de la enfermedad varía entre una sintomatología muy leve y un cuadro grave que puede conducir a la muerte. La mayoría de quienes contraen el virus sufren la forma más leve y se recuperan sin necesidad de tratamiento antiviral o atención médica. Entre los casos de mayor gravedad, más de la mitad de los hospitalizados padecía algún problema de salud o tenía el sistema inmunitario debilitado.

Al igual que todos los virus de la influenza,   los virus de la influenza porcina cambian de manera constante. Los cerdos pueden estar infectados por los virus de la influenza aviar y humana, así como también por los virus de la influenza porcina. Cuando los virus de la influenza de otras especies infectan a los cerdos, los virus pueden reagruparse (es decir cambiar sus genes) y pueden surgir nuevos virus de la mezcla de los virus de la gripe porcina con los de la gripe humana o aviar. A través de los años, han surgido diferentes variaciones de los virus de la influenza porcina. En la actualidad, hay cuatro subtipos principales del virus de la influenza tipo A aislados de cerdos: H1N1, H1N2, H3N2 y H3N1. Sin embargo, la mayoría de los virus de la influenza aislados recientemente de cerdos han sido los virus H1N1.

mutacion


Cuantos planetas Tierra necesitas para vivir??

25 julio, 2009

Calcula tu Huella Ecologica!

http://www.miliarium.com/formularios/HuellaEcologicaA.asp